Skip to main content

Los mejores bonos para jugar al Baccarat

El Baccarat es conocido mundialmente por ser el juego preferido de James Bond, ni más ni menos. Por eso mismo, prácticamente todos los jugadores de casino lo conocen. Sin embargo, que conozcan el juego no significa que sepan las reglas y mucho menos que sepan jugar. En este sentido, es mucho menos popular que otros juegos como el Blackjack, el póker o la Ruleta. Precisamente por eso, los Bonos Baccarat que ofrecen los casinos son perfectos para familiarizarnos con el juego. Nos permiten jugar sin arriesgar nuestro dinero de forma real, y así podemos practicar con el fin de que cuando juguemos con nuestro dinero, tengamos muchas más opciones de obtener grandes premios. Y aquí es donde entramos nosotros en juego. En Casino Comparador hemos analizado todos los bonos de bienvenida de los mejores casinos y estamos preparados para aconsejaros cuales son los mejores para jugar al Baccarat. Si seguís con nosotros los descubriréis.

Los mejores bonos Baccarat

CASINO
BONO
ROLLOVER
LÍMITE DÍAS
WEB
sportium
10€ sin deposito +500€
Bono 100%
50x
30 Dias

¡Pruébalo ya!

luckia
1.200€
Bono 200%
60x
760Dias

¡Pruébalo ya!

StarCasino
10€ Gratis + 2.000€
Bono 100%
35x
15 Dias

¡Pruébalo ya!

wanabet
600€
Bono 100%
30x
60 Dias

¡Pruébalo ya!

El mejor bono Baccarat

Luckia bono y opiniones

1.200,00 €

Exclusivo nuevos usuarios registrados en el casino, 200% hasta 1.200€, 60X, 60 Días
bonoVisitar

No todos los casinos tienen el Baccarat como uno de sus juegos más importantes. De hecho, es cierto que muchos casinos ni siquiera lo tienen disponible, lo cual es una pena. Sin embargo, por casinos online no será. Hay bastantes casinos que lo tienen entre su oferta y algunos con unos bonos de bienvenida realmente importantes.

Según nuestra opinión, el mejor bono de bienvenida para jugar al Baccarat es el que ofrece Luckia. Este casino online español ofrece un bono del 200% del primer ingreso hasta 1.200 euros a los nuevos jugadores que se registren en su web.

Sí, habéis leído bien, no es una errata, ni más ni menos que 1.200€ para jugar de forma gratuita. Y que mejor que este bono para aprender a jugar bien al Baccarat. ¿Y cómo se consigue? Pues muy fácil.

Luckia bono de bienvenida

Cómo conseguir el bono

Para poder conseguir el bono, únicamente hay que registrarse en la web y hacer un primer ingreso de al menos 20€. Una vez hecho esto, automáticamente se añadirá en tu cuenta el 200% de lo ingresado. Así, si ingresas 20€, recibirás 40€ (por lo que en la cuenta aparecerán 60€) y si ingresas 600€ recibirás 1.200€ (por lo que en la cuenta aparecerán 1.800€).

Eso sí, como ocurre en todos los casinos, el bono de Luckia no es dinero gratis. Es decir, se trata de un bono para jugar con él. Este bono para que sea liberado (para que podamos retirar tanto el bono como sus ganancias) debe ser jugado al menos 60 veces en los 60 días posteriores a su activación. Si en esos 60 días no se han cumplido las condiciones, el bono y sus ganancias desaparecerán. Así, si hemos ingresado 20€ y hemos recibido 40€ del bono, deberemos realizar apuestas por un valor de 2.400€.

Eso sí, no todos los juegos computan igual a la hora de realizar la liberación del bono. De hecho, todos computan al 100% salvo las apuestas a Punto y Banca y a Punto, Banca y Empate en el Baccarat y cualquier apuesta que cubra más de 25 números en la Ruleta.

Es una pena, ya que como veis, algunas jugadas del Baccarat no computan para la liberación del bono. Sin embargo, lo importante es aprender, y un bono tan grande como el de Luckia nos va a permitir aprender a jugar al Baccarat sin necesidad de arriesgar nada de dinero, ya que es un bono que ofrece Luckia de forma gratuita solo por realizar el primer ingreso.

¿Por qué son necesarios los bonos de Baccarat?

Bonos Baccarat

Como hemos dicho antes, el Baccarat es un juego popular gracias a James Bond, pero la verdad, no hay mucha gente que sepa jugar bien a este fantástico juego. En los casinos presenciales no es el juego más jugado, eso es cierto, y precisamente por eso, los casinos online, que al final son un reflejo de lo que le gusta a la gente en los casinos presenciales, pues tampoco lo dan mucha importancia.

Sin embargo, el acceso instantáneo que permiten los casinos online ha hecho que muchos jugadores, que siempre iban a lo seguro cuando iban a los casinos presenciales, empiecen a probar suerte en otros juegos. Y es aquí donde entre el Baccarat. El Baccarat es el juego típico que, a base de ser muy popular pero apenas jugado, hace que mucha gente tenga interés en aprender a jugar, ya que lo tiene al alcance de un par de clics.

Y precisamente por eso, ahora cada vez más y más gente sabe jugar al Baccarat. Primero porque muchos de estos casinos, y Luckia también, ofrecen la opción de jugar partidas gratuitas de prueba, incluso sin necesidad de registrarse. Y segundo porque para eso están los bonos baccarat, para aprender a jugar antes de jugarnos nuestro dinero de forma real.

Lo que hacen los bonos como el de Luckia, que ofrece un 200% del primer ingreso, es dar al jugador la oportunidad de jugar mucho más tiempo con poco dinero. Así, como hemos dicho antes, si el jugador ingresa 20€, por ejemplo, podrá jugar con 60€ nada más registrarse en el casino online, lo que es una gran oportunidad.

Además, hay que entender que estamos ante un casino online. ¿Qué quiere decir esto? Pues básicamente que es muy fácil perder nuestro dinero en muy poco tiempo casi sin darnos cuenta. Hay que saberlo gestionar mejor que en un casino presencial, ya que no lo vemos de forma física. Por eso, cuanto más dinero tengamos, mejor lo gestionaremos, ya que además, nos durará muchísimo más.

Así, cualquier fallo que tengamos jugando al Baccarat no será tan grave como al jugar con dinero real, es decir, con el dinero que hemos ingresado. Si podemos jugar con el triple por el mismo precio, mejor que mejor. Y gracias a los bonos de bienvenida, podemos jugar como los ricos, es decir, con mucho más dinero, lo que nos permitirá fallar y tener errores con mucho menos riesgo. Y si vamos a aprender a jugar al Baccarat fallaremos mucho, la verdad.

Por eso, otra de las grandes ventajas de los bonos Baccarat es que gracias a ellos podremos practicar más sin grandes riesgos. Si antes para aprender a jugar era necesario gastarse dinero, porque todos los juegos en el casino presencial se cobraban igual, fueras nuevo o un experto, ahora podremos aprender a jugar con dinero real sin tener que gastar tanto dinero real. Y esta es una tremenda ventaja para todos los usuarios.

Estrategias en las que aprovechar los bonos Baccarat

Crupier en el Baccarat

Como ya sabréis los que sepáis jugar al Baccarat, o al menos sepáis las reglas, este es un juego en el que prima la suerte, nada más y nada menos. Sí, es mejor saber las reglas para saber qué opciones tenemos de ganar en diferentes casos y cuánto apostar, pero jugar mal o bien es indiferente. Solo tenemos que tener suerte para ganar.

Por eso, siempre será más divertido conocer las reglas del Baccarat para saber exactamente por qué hemos ganado o perdido y por qué es mejor no apostar al empate. Entre la victoria de uno u otro y el empate hay mucha diferencia de probabilidades, por lo que, aunque sea un juego de azar, siempre es mejor conocer antes las reglas.

Apostar por el jugador o por la banca es casi lo mismo. Las probabilidades de victoria son parecidas aunque se pagan igual. En el Baccarat, la ventaja de la casa al apostar por la banca es del 1,06%, al apostar por el jugador del 1,24% y al apostar por el empate del 14,2%. Por este motivo, siempre es más favorable apostar por la banca, con la desventaja de que, si gana la banca, esta se queda con un 5% de comisión. Esto hace que apostar por el jugador o por la banca dé prácticamente igual, tanto en probabilidades de victoria como en premio.

Como veis, no hay una estrategia que permita ganar más o menos, o acercase a ganar, o tener más posibilidades de ganar. Pero la mejor manera de aprenderse bien las reglas es jugando. Y lo mejor para jugar es utilizar los bonos de bienvenida. Con ellos podremos jugar mucho más tiempo del que deberíamos que jugar con el dinero ingresado, ya que muchos bonos nos duplican la cantidad que ingresamos e incluso algunos nos la triplican.

Por ello, aunque no podamos practicar una estrategia en concreto, podemos practicar y ver si el juegos nos gusta o no. Y en la gran mayoría de ocasiones, gusta. El Baccarat es un juego que engancha bastante, ya que siempre hay emoción. Quizá por eso le gustaba tanto a James Bond, ya que era el único sitio en donde podía perder.

Conclusión

Baccarat en el casino presencial

Los bonos de bienvenida hay que aprovecharlos siempre, sin ninguna discusión. Son todo ventajas para nosotros, ya que nos permiten disfrutar del casino mucho más que si no hubiera bonos y tuviéramos que jugar únicamente con nuestro dinero. Pero más si cabe hay que aprovecharlos cuando queremos aprender a jugar a un juego en concreto.

Por eso, como mucha gente conoce el Baccarat pero no sabe jugar, debe aprovechar estos bonos de bienvenida para aprender sin riesgo. Sí, es un juego que se puede ganar hasta sin saber, ya que la suerte es la que nos da la victoria o no, pero aprendiendo las reglas se puede perder dinero y no saber por qué se está perdiendo. Por eso, aconsejamos que, si hay que perderlo al principio, mejor perder el dinero de bono, dinero que deja el casino para que probemos los juegos. Y si encima tenemos suerte, pues mucho mejor, ya que estaremos ganando dinero de forma gratuita.

¿Sabéis jugar al Baccarat? Si es que no lo mejor es empezar con los bonos baccarat gratis y, si es que sí, pues nunca viene mal jugar a cualquier juego de azar con dinero regalado, ¿no?