Skip to main content

Los mejores casinos para jugar al Pai Gow

¿Conocéis el Pai Gow? ¿No? Os suena a chino, ¿verdad? Bueno, es lógico y normal si tenemos en cuenta que es un juego chino. Pero aunque sea chino es un juego realmente sencillo si sabéis jugar al póker. Sí, habéis leído bien. Si sabéis jugar al póker aprenderéis a jugar al Pai Gow en menos de un minuto. Con eso y un poco de práctica os podéis poner a jugar al Pai Gow con las garantías de los que llevan jugando años. Además, el Pai Gow es uno de los juegos de casino online en donde la ventaja para la casa es menor, o lo que es lo mismo, es uno de los juegos de casino online en donde el jugador tiene más opciones de ganar. Sí, a pesar de los prejuicios que salen a la luz nada más conocer su nombre, resulta que el Pai Gow es uno de los juegos más fácil de aprender, de jugar y también de ganar. ¿Os animáis a conocerlo? Pues solo tenéis que seguir con nosotros, ya que en Casino Comparador hemos preparado la mejor guía online para jugar al Pai Gow en los mejores casinos.

Pai Gow

Los mejores casinos con Pai Gow online

La verdad que es bastante complicado encontrar un casino en España que tenga el Pai Gow entre su oferta, por lo que mientras alguno se anima con él, lo mejor es ir practicando con el Póker o el Baccarat en los mejores casinos online que podemos encontrar actualmente.

# Operador Oferta
1
Pastón.es
4/5

1.550€ BONO

50€ + 475 Tiradas gratis

Términos y Condiciones
Depósito min. 10€, 80X, 30 días | 50€ sin deposito -> 80X, 7 días | 475 Tiradas Gratis 80X, 7 días
2
Sportium
4/5

210€ BONO

100% + 10€ sin depósito

Términos y Condiciones
50X, 60 días
3
bet365
5/5

100€ BONO

100% hasta 100€

Términos y Condiciones
Exclusivo nuevos usuarios registrados en el casino ➜ Rollover X40, 30 días

Jugar al Pai Gow es muy sencillo si se saben las reglas del póker, ya que las combinaciones son prácticamente idénticas que en el juego de cartas más popular del mundo. Por eso y por su origen exótico llama la atención a muchos usuarios. De hecho, aunque en un principio son bastante reacios a jugar, debido sobre todo al desconocimiento del juego, es cierto que en cuanto se enteran de lo fácil que es jugar, las ganas por comenzar el juego aumentan exponencialmente. La verdad, queda bastante bien decir a los amigos que has ganado un buen dinero jugando al Pai Gow, como si fuera un juego muy complicado en el que solo los mejores pueden destacar.

Pues no, tal y como veremos a lo largo de esta guía, el Pai Gow ofrece muchas de las cosas del póker, es decir, estrategia, concentración y suerte, unido a la novedad de jugar a un juego milenario y que tiene sus orígenes en China.

Pues bien, para meternos en contexto, y saber cómo se ha llegado a comparar un juego milenario con raíces chinas con el actual póker, vamos a repasar su historia.

Historia del Pai Gow

Pai Gow dominó

Lo primero que hay que explicar es que, como es natural, al Pai Gow no se jugaba en sus orígenes como se juega ahora. De hecho, se jugaba con fichas de dominó. No se sabe a ciencia cierta cuándo se inventó el juego, pero si se sabe que tiene muchísimos años. Pai Gow significa literalmente ‘haz nueve’ o ‘carta nueve’, lo que da una idea del objetivo que había que cumplir en el Pai Gow en sus inicios y del objetivo que aún tiene en los casinos donde aún se juegue con fichas de dominó, que los hay, por supuesto.

En la antigua versión del Pai Gow, las fichas de dominó se separaban en varios grupos, en los que unos simbolizaban unidades militares y otros unidades civiles. Sí, todos los juegos tienen un contexto cultural y, por supuesto, el Pai Gow no es ninguna excepción. Nació en una cultura profundamente militarizada y eso repercutió en el modo de entender el juego.

Pues bien, en el juego tradicional, era el crupier en el que mediante un dado, decidía que fichas eran para cada jugador y a partir de ahí era el propio jugador quien separaba en dos manos las fichas para intentar sumar 9. En efecto, el juego antiguo era mucho más difícil que el actual, que se ha simplificado bastante y que ha cambiado las fichas de dominó por las cartas.

Y desde que el juego cambió las fichas de dominó por las cartas, se ha convertido en un juego totalmente diferente. Para popularizarlo, en los 80 Fred Wolf integró el póker dentro del propio Pai Gow, creando lo que se llamó Poker Pai Gow y que ahora, debido a la popularidad alcanzada en los casinos de Las Vegas y Atlantic City se conoce únicamente como Pai Gow. Sí, es posible que el póker se haya adueñado de muchas de las reglas del antiguo Pai Gow, pero su esencia sigue siendo la misma. Elegir qué cartas o qué fichas de dominó tenemos en cada una de las manos para ganar al crupier, es decir, a la casa. Sí, la mayor diferencia que existe entre el póker y el Pai Gow es que jugamos únicamente contra la casa, no contra los demás jugadores. Y es una diferencia fundamental, como advertiréis una vez os hayamos explicado las reglas de este magnífico juego.

Reglas de Pai Gow

Pai Gow casino

Como ya hemos comentado, el Pai Gow es un juego similar al póker, y de hecho, las manos son las mismas, aunque hay una pequeña diferencia en el ranking que explicaremos más adelante.

Pues bien, como decíamos, el Pai Gow es un juego que se juega contra el dealer, es decir, contra la casa, no contra los jugadores. Por este motivo, en el Pai Gow no cabe ningún tipo de engaño, ya que no hay nadie a quien engañar. No hay faroles.

También hay que decir que al Pai Gow se juega con una baraja común de 52 cartas a la que se añade un comodín que puede ser usado como As o para completar proyectos de escalera o de color. Una vez dicho todo esto empezamos con las reglas, que son bastante sencillas.

En primer lugar, el dealer reparte 7 cartas tanto al jugador como así mismo, todas ellas boca abajo. Tanto el jugador como el dealer pueden ver sus cartas pero no las del contario. Estas 7 cartas hay que separarlas en dos manos, una de 5 cartas y otra de 2 cartas. La mano de 5 cartas se llama ‘back hand’ y la mano de 2 cartas se llama ‘front hand’. El objetivo del juego es conseguir la mejor combinación de cartas en las 2 manos y el ganador es aquel que tenga el mejor valor en ambas manos. Es decir, no vale ganar una, sino hay que ganar en las dos.

Eso sí, a la hora de separar las cartas hay una regla de oro que hay que cumplir siempre. El valor de la mano de 5 cartas ha de ser siempre mayor que el valor de la mano de 2 cartas. Esta es la única regla que hay que cumplir. Por lo demás, el jugador es libre de hacer todo tipo de combinaciones, aunque su objetivo será hacer que en cada una de las manos haya el mejor juego posible.

Una vez que el jugador ha divido en 2 manos las 7 cartas recibidas es el momento de compararlas con el dealer. Si no hay ninguna mano empatada se pueden dar tres opciones:

  1. El jugador gana ambas manos y por consiguiente se lleva la apuesta, que se paga 1:1.
  2. El dealer ganar una mano y el jugador la otra. En este caso se devuelve al jugador lo apostado.
  3. El dealer gana ambas manos y por lo tanto el jugador pierde la apuesta.

Eso sí, hay una única ventaja de la casa respecto al jugador. En caso de que se empate una mano, gana la casa, por lo que si se da, será la casa la que se lleve la ronda y se quedará con el dinero apostado por el jugador. Esta ventaja es pequeña, pero es una ventaja al fin y al cabo. De todas formas, jugando bien al Pai Gow se puede reducir esta ventaja al 2%, algo mínimo si lo comparamos con otros juegos que encontramos en el casino online.

Valor de las manos en el Pai Gow

Pay Gow poker online

Como supondréis, no es lo mismo idear una buena mano en el back hand que en el front hand. La mejor mano del back hand es, al igual que en el póker, la Escalera Real o Royal Flush, que se compone de las cartas A-K-Q-J-10. Sin embargo, la segunda mejor mano no es K-Q-J-10-9, como ocurre en el póker, sino la escalera A-2-3-4-5. Esta es la gran diferencia en cuanto al valor de las manos. Todas las manos del póker y del Pai Gow se encuentran en la misma posición del ranking, con esta excepción. Así, la segunda mejor mano en el Pai Gow es A-2-3-4-5.

Por el contrario, la mejor mano a la que se puede aspirar en el front hand, es decir, la mano de dos cartas, es la pareja de ases. En este caso, la peor pareja sería un doble 2, al igual que en el póker y en el caso de que no haya ninguna pareja, primero se tiene en cuenta la carta más alta y en caso de empate se va a la segunda.

El valor de las manos, de mayor a menor:

Como hemos comentado, el valor es exactamente el mismo que en el póker, con la excepción de la segunda mejor escalera posible. Además, hay que tener en cuenta que en el Pai Gow jugamos con una baraja de 53 cartas en el que se incluye un comodín, que se puede sustituir o por un As o para completar proyectos de escalera y de color. Esto es importante tenerlo en cuenta ya que si, por ejemplo, contamos con una K y un comodín, el comodín no se convertirá en un rey directamente para poder hacer una pareja, sino en un As. Es decir, el comodín no se convierte en la mejor carta para nuestras opciones. Solo en un As o en la carta que falte para realizar una escalera o un color.

  1. Escalera Real o Royal Flush (A-K-Q-J-10): As, Rey, Reina, Jota y 10 consecutivas y del mismo palo.
  2. Escalera de color o Straight Flush (5-6-7-8-9): Cinco carta consecutivas del mismo palo.
  3. Poker o Four kind: Cuatro cartas iguales. Gana la de mayor valor.
  4. Full o Full House: Un trío y una pareja de diferente valor.
  5. Color: Cinco cartas aleatorias pero del mismo palo.
  6. Escalera (4-5-6-7-8) o (8-9-10-J-Q): Cinco cartas consecutivas con un 5 o 10 como valor.
  7. Trío o Three Kind (J-J-J): Tres cartas del mismo valor.
  8. Dobles parejas o Two Pair (5-5 y J-J): Dos cartas del mismo valor y otras dos cartas iguales.
  9. Pareja o One pair: Dos cartas del mismo valor.
  10. Carta alta o High Card: El valor de la carta más alta gana.

Cómo ganar al Pai Gow

Cartas de Póker

El Pai Gow es un juegos bastante sencillo, como habréis podido comprobar. Solo hace falta indicar cuánto apostar, recibir las cartas, separarlas en dos manos, con la única regaña que la mano de 2 cartas debe tener menos valor que la de 5 cartas y compararlas con las manos del dealer. Nada más. Sin embargo, eso no significa que no haya estrategia posible para intentar, al menos, reducir la ventaja de la casa.

Pero no os preocupéis. Con segur unas sencillas indicaciones se puede escoger siempre la estrategia perfecta a la hora de enfrentarnos a la casa. Sí, esta seguirá teniendo la ventaja del empate, pero con esta estrategia conseguiremos reducir esa ventaja a la única posible. Es decir, tenemos que conseguir que nuestros cartas den todo el potencial al separarlas. Solo tenéis que seguir estos consejos en cada uno de los distintos escenarios posibles:

No hay ninguna pareja: En este caso, al no haber ninguna pareja y al tener que cumplir la regla de que la mano de 5 cartas debe ser mayor, pondremos la carta más alta en el back hand, poniendo las otras dos cartas más fuertes en la mano de dos cartas. Quedaría así:

Ejemplo: A-K-J-9-8-6-3
Mano de 5 cartas: A-9-8-6-3
Mano de 2: K-J

Una pareja: En este casoi la mejor estrategia es dejar la pareja en la mano de 5 cartas y colocar en la mano de dos las cartas más altas que no están emparejadas.

Ejemplo: A-K-K-J-9-5-3
Cinco cartas: K-K-9-5-3
Mano de dos: A-J

Dos parejas: Entramos en terreno un poco más farragoso, la verdad. En algunos casos conviene tener una pareja en cada mano, y en otros conviene poner las dos parejas en la mano de cinco cartas. Pero no os preocupéis, con el fin de daros las indicaciones correctas os vamos a decir qué jugadas son más óptimas en función del valor de las cartas, tanto de las parejas como de las que no están emparejadas:

  • Separar siempre las parejas si una de ellas está formada por dos Ases.
  • Si la pareja de menor valor es de seises, o superiores, lo mejor es separarlas.
  • Si las parejas son de poco valor y encima tenemos algún As o algún Rey solitario, lo mejor es dejar las parejas en la mano de 5 cartas y las dos cartas individuales más altas en la mano de 2 cartas.

Se podían poner varios ejemplos, pero estos son con o que mejor se entiende la regla que queremos explicar. Lo mejor es mantener unidas las parejas de bajo valor y separar las que sean parejas con cartas más altas. De esta manera, se optimizará el potencial de ambas manos.

Tres parejas: Esta combinación es difícil, cierto, pero es bastante fuerte para nuestras opciones de victoria. En este caso, lo mejor es poner la pareja más fuerte en la mano de 2 cartas y las otras dos parejas en la mano de 5 cartas.

Trio: Siempre es mejor mantener el trío en la mano de cinco cartas, con una única excepción, que es el trio se de Ases. Si es así, lo mejor es mantener una pareja en la mano de cinco cartas y pasar el As que sobra a la mano de 2 cartas. Bueno, si el trio es de Reyes y no hay otra carta de alto valor, también es conveniente separar los 3 reyes y dejar uno en la mano de 2 cartas.

Escalera o color: En el caso de tener escalera o color, o ambos casos a la vez (escalera de color), lo mejor es, primero, ver cómo podemos hacer la mano de 2 cartas lo más fuerte posible sin romper la escalera o el color. Hay que recordar que para ganar hay que vencer en las 2 manos.

Eso sí, si además de la escalera o el color hay dos parejas, lo mejor siempre es jugar la mano como si se tuvieran solo las parejas.

Full: Normalmente lo mejor es poner el trío en la mano de 5 cartas y la pareja en la mano de 2 cartas. Sin embargo, si la parejas es pequeña y las cartas que están desparejadas son fuertes, es posible que sea mejor dejar el full en una mano y las cartas desparejadas fuertes en la otra.

Dos tríos: En este caso se recomienda poner una pareja del trio más alto en la mano de 2 cartas, manteniendo el trio más bajo en la de cinco. Esta sería la mejor jugada si os salen dos tríos.

Póker: En el caso de recibir un póker de pare del dealer, hay varias maneras de actuar en función del tipo de póker que se tenga. En principio se deben ver como dos parejas, separándolas en ambas manos. Sin embargo, hay algunas excepciones. Vamos a ver los distintos casos y cómo se puede actuar en función de las cartas que tengamos:

  • Si el póker está formado por cuatro seises o es inferior lo mejor es mantenerlo en la mano de cinco cartas.
  • Si el póker lo forman cartas que tienen un valor entre 7 y 10 lo mejor es separarlo en dos parejas, salvo si se tiene un AS. En este caso, teniendo un As como carta desparejada, nos podremos permitir tener un póker en la mano de 5 cartas y un As de carta alta en la mano de 2 cartas.
  • Si el póker está formado por cartas más altas de 10, hay que separarlo siempre

Como hemos comentado antes, siguiendo esta estrategia podemos reducir la ventaja de la casa a la mínima posible, que está situada en torno al 2%, aunque varía en función del casino. Por eso lo recomendamos encarecidamente, siempre y cuando queramos ganar, algo que damos por hecho.

Ventajas de jugar al Pai Gow

casino_ganar_dinero_juegos

Por sus características, el Pai Gow es un juego que tiene varias ventajas para los usuarios. O al menos, tiene más ventajas para los usuarios que otro tipo de juegos. Y precisamente por eso es un juego que engancha tanto a los jugadores. Quizá no tiene la acción de otro tipo de juegos de casino, ya que es mucho más calmado, pero es un juego en donde la concentración es clave su queremos ganar.

Pero aparte de ser un juego más pausado, en el Pai Gow encontramos 4 ventajas clave que no tienen otros juegos a la hora de escogerlo:

  1. Es perfecto para los bonos de los casinos: En el Pai Gow muchas de las rondas acaban con un empate, es decir, que el dealer gana una mano y tu otra. Por este motivo en muchas ocasiones se recupera el dinero. Esto es perfecto para cumplir con los requisitos de apuestas que muchos casinos tienen al ofrecer sus bonos, ya que los usuarios pueden llegar a esos requisitos de una forma más fácil sin perder mucho dinero.
  2. Jugar más tiempo por menos dinero: De igual manera, se puede jugar durante más tiempo al Pai Gow sin perder mucho dinero o al menos no tanto como en otros juegos. Esto también te puede acercar mucho a los bonos de fidelización o al club VIP de los casinos. Y de una forma mucho más barata, como ya hemos comentado.
  3. Se puede pedir ayuda al casino online: En muchos casinos se puede pedir ayuda al propio casino. Es decir, se puede dejar que sea el propio software quien separe las cartas por ti, optimizando siempre la jugada. Obviamente, de esta manera se tienen más opciones de ganar pero se le quita una parte importante de la emoción del juego. Sin embargo, la opción siempre está ahí.
  4. Mejorar la estrategia: Con el paso del tiempo, como ocurre en todos los juegos, iremos mejorando más y más nuestra estrategia, consiguiendo reducir la ventaja de la casa al mínimo. Para ello es mejor jugar de forma manual y no solo automática, ya que muchas veces aprenderemos más de nuestros fallos que de la elección realizada por el software.

Conclusión

Pai Gow Casino presencial

Como habréis podido comprobar, el Pai Gow es un juego realmente sencillo, y más si alguna vez habéis jugado al póker. Requiere concentración, sí, pero también es un juego muy calmado en donde solo nos enfrentamos al dealer, sin tener en cuenta a nadie más. Además, es uno de los juegos en donde la ventaja de la casa es menor y, además, con una buena estrategia muy sencilla de recordar la podemos bajar al mínimo.

Asimismo, como es un juego en donde muchas partidas acaban con la devolución de la apuesta, no contiene mucho riesgo tampoco para el usuario principiante. Y encima, podemos elegir jugar de forma automática para que sea el software quien nos separe las cartas de la mejor forma posible.

¿A que cada vez tenéis menos excusas para evitar poneros a jugar ya? La verdad es que es un juego poco conocido en España pero que seguramente tenga cada vez más y más adeptos. Y merecidamente, por supuesto.