Skip to main content

Red Riding Hood, Caperucita Roja en las tragaperras

El cuento de Caperucita Roja es, posiblemente, el cuento infantil más conocido de la historia. Y claro, NetEnt, en su intento por atraer más y más usuarios, le acaba de dedicar una tragaperras. ¿Y qué tal es esta tragaperras? ¿Demasiado infantil? Bueno, quizá sí, para que vamos a negarlo. Sin embargo, tiene unos juegos de bonificación bastante interesantes y, además, es una tragaperras muy agradecida en cuanto a los premios. Pero si queréis saber más sobre ella, debéis seguir con nosotros. Os presentamos a Red Riding Hood tragaperras.

Detalles Red Riding Hood Tragaperras:
Software:
Tambores:
5
Lineas de pago:
20
Progresiva:
No
Max. Bote en monedas:
4.000
Giros gratis:
10 Giros Gratis
Apuestas:
de 0,20€ hasta 200€
Valor de las monedas:
de 0,01€ hasta 0,50€
Juego de bonificación:
RTP:
96,33%
Red Riding Hood

Lo mejor de Red Riding Hood

  • Muchos juegos de bonificación
  • Un RTP alto
  • Buenos gráficos

Lo peor de Red Riding Hood

  • Es una tragaperras cara
  • No es progresiva

¿En qué casinos se puede jugar a Red Riding Hood Tragaperras?

Red Riding Hood se puede jugar en bastantes casinos que tienen a NetEnt como proveedor. Es una de las nuevas, así que poco a poco irá llegando a la gran mayoría de estos casinos. Por eso, si actuante no está en vuestro casino online favorito, solo hay que tener paciencia o ir a otro. Es una de las tragaperras que lo va a romper esta temporada seguro. Por eso, os dejamos con los mejores casinos que tienen a NetEnt como proveedor según nuestra opinión:

CASINO
Software
WEB

Cómo ganar dinero en Red Riding Hood

Red Riding Hood tragaperras

Red Riding Hood es una tragaperras de 5 tambores y 3 símbolos por tambor, es decir, una tragaperras online clásica. Tiene 20 líneas de pago, que son las que nos tienen que hacer felices, y se puede jugar desde los 20 céntimos por giro hasta los 200€. Es decir, no es una tragaperras barata, eso hay que decirlo.

De todas formas, su RTP es alto, del 96,33% así que, igual sí que nos podemos permitir arriesgar un poco más en esta ocasión.

Pero vamos a lo que importa de verdad, los premios en Red Riding Hood. Y son bastantes, ya que hay muchos símbolos que nos van a venir genial para hacer más y más dinero con esta Caperucita Roja tan generosa.

El primero de todos, como siempre, es el Wild, el comodín. Es la protagonista y sustituye a todos los símbolos para poder tener más opciones de sacar algún premio en una o en varias líneas de pago. Después tenemos las funciones aleatorias. Con estas, que se llaman Fairy Magic Spin, Fairy Surprise y Faury Wild Spin, tendremos 3 juegos de bonificación distintos con los que ganar suficiente dinero como para terminar la partida. Aparecen de forma aleatoria de vez en cuando, así que solo hace falta esperarlas un rato y ya está.

Red Riding Hood Fairy Surprise

Pero además del Wild y de las hadas mágicas, también tenemos los símbolos que en Red Riding Hood tragaperras se llaman Bonus. Estos símbolos aparecen en los rodillos 1, 3 y 5 y activan una de los tres Bonus que hay. Son cofres, así que una vez aparezcan tres en cualquier posición deberemos elegir uno. En función del que elijamos iremos a un juego de bonificación o a otro. En uno de ellos, llamado Beware The Wolf Bonus iremos a un juego de mesa en donde podremos conseguir monedas activando un juguete mecánico. Sí, es mejor verlo que explicarlo.

El otro juego de bonificación da 10 giros gratis y el último, llamado Coin Win, nos multiplicará por 15 la apuesta realizada. La verdad, ninguno de ellos está nada mal.

¿Qué le hace diferente a Red Riding Hood?

Red Riding Hood premio

Lo que le hace diferente a Red Riding Hood son todos los juegos de bonificación y los símbolos con premios que tiene. Se nota que su RTP es alto nada más empezar a jugar. Obviamente, no da premios continuamente, pero sí muy a menudo y lo que creíamos que iba a ser un juego demasiado infantil, se convierte en una diversión absoluta. Los gráficos, además, no están nada mal, y los efectos visuales y sonoros tampoco. Todos ellos se inspiran claramente en los cuentos infantiles con lo que, si no ganamos dinero, al menos nos retrotraeremos a la infancia.

De todas formas, al tener un RTP tan alto y tener tantos juegos de bonificación, si jugamos bien saldremos con saldo positivo. En estos casos, jugar bien significa saber cuándo parar. Y es importante porque además, Red Riding Hood es una tragaperras cara, por lo que si jugamos más de la cuenta, corremos el riesgo de perder todo lo ganado anteriormente.

Semejanzas con otras tragaperras

Red Riding Hood premios

Sí, Red Riding Hood también tiene semejanzas con otras tragaperras. Obviamente, es una tragaperras clásica, y los 5 tambores y 3 símbolos por tambor están bastante vistos, así como sus 20 líneas de pago. En este sentido Red Riding Hood tragaperras no es ninguna sorpresa. Pero sinceramente, pocas cosas tiene similares a la gran mayoría de ellas. Se nota que NetEnt se come mucho la cabeza para ofrecer algo nuevo cada vez que saca una nueva tragaperras. Un ejemplo paradigmático de esto son las nuevas funcionalidades de lo que sería el Scatter de toda la vida. Esta vez, el símbolo Bonus no da solo giros gratis sino que en función de cuál cofre elijamos tendremos uno u otro juego de bonificación.

¿Se puede jugar desde el móvil?

Red Riding Hood bonus

Por supuesto que se puede jugar desde el móvil. Como siempre, NetEnt ha hecho un muy buen trabajo en este sentido y ha creado una tragaperras que se adapta perfectamente a la pantalla de cualquier móvil, ya sea a través de una aplicación o del propio navegador. Todos los botones cambian el diseño para permitir un juego de forma táctil igual de cómodo que el del ordenador. Eso sí, para poder jugar a Red Riding Hood a través de un dispositivo móvil es necesario jugar en un casino online que tenga app o una web responsiva.

Conclusión

Red Riding Hood jugando

Aunque en un primer momento puede que no llame mucho la atención, debido a su carácter realmente infantil, nada más probarla ya vemos que los vamos a pasar bien. Los gráficos están muy logrados, así como sus efectos visuales y sonoros. Pero lo mejor, claro está, son sus premios. La gran cantidad de juegos de bonificación y los diferentes símbolos, así como su RTP nos aseguran premios muy seguidos.

Eso sí, hay que tener cuidado. Es una tragaperras cara, por lo que recomendamos encarecidamente cuidar muy bien cuánto jugamos y saber exactamente cuándo dejarlo. Un rato de mala suerte puede dar al traste con nuestro bankroll. Y a pesar de que Red Riding Hood es una tragaperras agradecida siempre estamos expuestos a una rondas malas.

¿Os atrevéis con Red Riding Hood tragaperras después de saber todo esto?



Posts relacionados



No hay comentarios: ¿quieres ser el primero en comentar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*