Skip to main content

Cómo jugar al Blackjack

En Casino Comparador nos dedicamos a recomendar casinos, pero también nos dedicamos a enseñar a los usuarios cómo ganar a esos casinos. Sí, es difícil, lo sabemos. ‘La banca siempre gana’ es el dicho favorito para aquellos a los que no les gusta jugar en el casino por creer que es una lucha imposible de ganar. Bueno, tienen razón, en parte. La banca siempre gana a largo plazo. Esto es así. Pero, aunque gane la guerra, nosotros hemos venido aquí a ganar batallas individuales. Y uno de los juegos en donde se pueden ganar batallas individuales perfectamente y que, encima, el azar no domina todo el sistema, es el Blackjack.

Ya os hemos hablado de qué es el Blackjack, de sus orígenes y de sus reglas en esta fantástica guía que hemos preparado en Casino Comparador (si no la habéis leído, recomendamos hacerlo antes de seguir con este artículo). Aquí os vamos a hablar de cómo se juega al Blackjack.

Cartas de Blackjack

Movimientos básicos que hay que conocer antes de empezar a jugar

Pedir carta (Hit)

En los casinos con el inglés como idioma, pedir carta se denomina ‘hit’. Esto significa que pedimos al crupier que nos reparta una carta después de haber recibido las dos primeras porque pensamos que nos podemos acercar más a 21 de lo que estamos ahora con un riesgo bajo de pasarnos. O, si no es el caso, de que nos arriesgamos a pasarnos con el fin de llegar a 21 o a estar muy cerca ya que la mano del crupier es muy buena. En resumen, pedimos carta porque pensamos que con la primera mano no vamos a ganar o tenemos pocas opciones.

Plantarse (Stand)

Stand es la palabra para los casinos con idioma inglés. Como su propio nombre indica, con esta acción decimos al crupier que no queremos recibir más cartas porque estamos satisfechos con nuestra mano o no queremos arriesgar a pasarnos.

Doblar (Double)

Con esta opción doblamos la apuesta original porque pensamos que nuestra mano es muy buena, mejor que la del propio crupier. Esta acción de doblar la apuesta siempre viene de la mano de una nueva carta que, además, es la última. Es decir, deberemos estar seguros de que con una sola corta nuestras posibilidades de ganar suben considerablemente. Algunos casinos permiten doblar siempre, sean cuales sean las cartas, y otros solo permiten sumar en el caso de que las dos primeras cartas sumen 9,10 u 11.

Pedir y doblar en el Blackjack

Dividir (Split)

Con un par de cartas iguales en la primera mano el Blackjack permite dividir la jugada, eso sí, poniendo otra apuesta igual a la primera y jugar dos jugadas a la vez. El crupier sacará dos cartas más, una para una carta y otra para la otra carta. A partir de aquí estas dos jugadas son independientes y siguen las mismas reglas que el resto de jugadas, es decir, se puede pedir carta, plantarse o doblar la apuesta. Incluso algunos casinos permiten volver a dividir en el caso de que haya salido otra vez una pareja de cartas iguales.

Rendirse (Surrender)

No todos los casinos permiten este movimiento, esto hay que tenerlo en cuenta. Como su propio nombre indica esto permite recuperar la mitad de la apuesta en el caso de que veamos que nuestra jugada es mala. Eso sí, solo se puede hacer una vez que hemos recibido las dos cartas iniciales. No se puede hacer una vez hemos decidido realizar otro movimiento.

Estos son los movimientos que permite el Blackjack en la mayoría de sus versiones y en la mayoría de casinos. Eso sí, algunos casinos tienen reglas diferentes en cuanto a doblar la apuesta o en cuanto a dividir. Por ejemplo, algunos casinos solo permiten doblar en el caso de que las dos primeras cartas sumen 9,10 u 11, otros casinos solo permiten dividir una vez, etc… Incluso, tal y como hemos comentado antes, hay casinos que permiten rendirse y otros que no. Por todo ello, desde Casino Comparador, recomendamos leer bien la sección de ayuda de cada sala de Blackjack para tener claro qué está permitido y qué no.

Cómo jugar al Blackjack

Muchos de vosotros seguramente ya tengáis una idea cercana de cómo se juega al Blackjack. E incluso algunos habréis leído sobre él y os habréis dado cuenta de que hay un concepto que es muy importante y que se suele repetir en muchas de las guías. Este es el concepto de mano suave o mano dura (Soft/Hard Hand).

Mano suave implica que tenemos en nuestra primera mano algún as. Como el as puede ser vale a la vez 1 u 11, tenemos más libertad a la hora de valorar qué hacer, ya que es el único momento del Blackjack en la que al terminar una ronda no tenemos clara nuestra puntuación real. Una mano dura es lo contrario, cuando no tenemos ases o estos se cuentan como 1 a la fuerza. Vamos a poner un ejemplo gráfico para que lo entendáis mejor:

  • 6 + AS= 17 o 7. En este caso sería mano suave.
  • 10 + 7= 17. En este caso sería mano dura.
  • 10 + 6 + AS= 17. En este caso sería mano dura aunque hubiera un as, ya que este vale 1 a la fuerza.
Mano dura

Pues bien, sabiendo todo esto, ya estamos más cerca de saber cómo se juega al Blackjack. De hecho, ahora queda lo sencillo.

El objetivo del juego es sumar 21 sin pasarse. Cada carta tiene un valor numérico. Las cartas que van del 2 al 10 mantienen sus valores nominales originales, es decir, el 3 de picas valdrá 3 puntos y el 8 de trébol valdrá 8 puntos. En el caso de los ases, estos pueden valer 1 u 11, en función de la jugada, como hemos dicho antes, y en el caso de las figuras absolutamente todas valen 10 puntos. También hay que saber que al Blackjack se juega con entre una y ocho barajas, cada una de ellas con 52 cartas.

Al principio el crupier reparte a todos dos cartas bocarriba, excepto a el mismo que se reparte solo una visible y la otra bocabajo o, en algunos casos, no se reparte hasta la siguiente jugada. Una vez hecho esto, los jugadores, que solo compiten contra el crupier, no contra los demás jugadores, deben decidir, en función de la puntuación que tengan con esas dos cartas si quieren otra carta (pedir carta), quedarse como están (plantarse), doblar la apuesta o dividir las cartas poniendo otra apuesta igual a la primera y así poder tener dos jugadas.

La mano de cada jugador es la puntuación que tenga cada uno con las cartas que haya sobre la mesa. En este momento, todos los que se hayan pasado de 21 quedan eliminados y pierden, aunque todavía no se sepa qué tiene el crupier.

Jugada de Blackjack

Sin embargo, la cosa no acaba ahí. Si el crupier tiene en su mano un as, antes de levantar la otra carta, los jugadores pueden solicitar un seguro. En este caso apostamos a que el crupier tendrá Blackjack al descubrir su segunda carta. Puede parecer una contradicción que se apueste a las cartas del crupier que, en principio, es rival. Sin embargo, esta acción se toma como un seguro para el jugador. Este solo puede apostar la mitad de lo apostado en la jugada inicial y, si el crupier tiene Blackjack, el usuario no perderá nada ya que, aunque pierda la apuesta inicial, el seguro se paga 2 a 1 y, por tanto, se quedará tal y como estaba aunque el crupier haya ganado el juego.

Después es el propio crupier el que levanta su segunda carta o se reparte la segunda carta dejando a la vista de todos las dos cartas.

Es en este momento cuando ocurre algo que solo pasa en el Blackjack. El crupier tiene unas normas estrictas que no se puede saltar. Tengan lo que tengan los jugadores en la mesa, el crupier siempre tiene que pedir carta si tiene 16 puntos o menos. Siempre. Aunque ningún jugador supere esa cantidad y por tanto plantándose gane, el crupier no puede plantarse. Además, el crupier se tiene que plantarse una vez tenga una puntuación de 17 o superior, aunque aún así pierda ante los jugadores. Estas reglas dan cierta ventaja al jugador, que sabe exactamente qué va hacer el crupier y que, por lo tanto, puede actuar en consecuencia. Por todo ello, el jugador que tenga 16 o menos solo podrá ganar si el crupier se pasa. En caso de que el crupier no se pase perderá siempre.

El crupier se pasó

Una vez hecho esto el juego termina. Los que hayan hecho Blackjack en la primera jugada, es decir, los que tengan un as y una figura recibirán de la banca un pago de 3 a 2 mientras que los que hayan ganado sin esta jugada porque se hayan acercado más a 21 que el crupier o porque este se haya pasado, recibirán un pago de 1 a 1 por parte de la banca.

Por supuesto, también se puede empatar. En el caso de que banca y jugador empaten en puntuación, cada uno se llevará lo apostado y nadie perderá ni ganará nada.

¿Os animáis ya a jugar al Blackjack?

En estos casinos podéis empezar a practicar de manera gratuita

Mejor Bono 888Casino bono y opiniones

588,00 €

88€ sin depósito + bono de hasta 500€
bonoVisitar
Mejor Casino bet365 casino bono y opiniones

100,00 €

Exclusivo nuevos usuarios registrados, 50% hasta 100€, 40X, 30 Días
bonoVisitar
Bwin casino bono y opiniones
Betfair Casino bono y opiniones

300,00 €

Exclusivo nuevos usuarios registrados en el casino, 300% hasta 300€, 22X, 7 Días
bonoVisitar


Posts relacionados



No hay comentarios: ¿quieres ser el primero en comentar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*